El catalanismo ahora y aquí

El catalanismo ahora y aquí Fèlix Riera

2019-07-02T22:37:42+00:002 de juliol, 2019|Articles d'opinió||

En poco menos de medio año se ha pasado de querer liquidar el catalanismo a recuperarlo como espacio que explorar y ser capaces de darle orientación y sentido para alcanzar a encontrar una vía de solución al conflicto entre el independentismo y el Gobierno español.

Un buen número de propuestas políticas de partidos como PSC, Units per Avançar, Lliures, Lliga Democràtica y entidades como Portes Obertes del Catalanisme, Fede­ralistes d’Esquerres, Pròleg, Treva i Pau, Confluències o Converses a Catalunya reivindican superar diferencias y trabajar constructivamente para dar con una solución viable. Ahora la cuestión que está encima de la mesa no es la salud del catalanismo, que ha pasado todos los chequeos y se encuentra en perfecto estado de forma, sino el papel que debe tener en las próximas elecciones autonómicas.

En primer lugar, hay que indicar que el catalanismo no es propiedad de nadie y que, cuando se le intenta domesticar, tiende a desbocarse, dejando en evidencia a quien intenta controlarlo. Para partidos como PP o Ciudadanos, el catalanismo es el origen de nuestros actuales males, y para partidos como el PSOE es parte de la solución. En segundo lugar, todas las nuevas ofertas políticas que han surgido en Catalunya, como, por ejemplo, la Lliga Democràtica que en septiembre se presentará públicamente y las que tienen pretensiones de hacerlo pero esperan un momento más propicio y cercano a las elecciones autonómicas para constituirse como partido, así como Junts per Catalunya, que espera evitar la fuga de votos a ERC, tienen como objetivo dirigirse al es­pacio catalanista para ampliar su oferta ­electoral. Se busca captar la atención de los votantes huérfanos o errantes que suponen, según los estudios demoscópicos, unos 300.000 electores.

En las próximas elecciones autonómicas veremos que el espacio que han propuesto PSC y Units per Avançar en los anteriores comicios será muy concurrido y, por fin, será necesaria una pista de aterrizaje, tanto para Catalunya como para España, para avanzar en una propuesta de solución política. La actualización del catalanismo debe basarse en buscar incansablemente puntos de encuentro con todos aquellos, sean independentistas o no, que busquen seguir contribuyendo al progreso social, económico y cultural de Catalunya, sin ponerlo en riesgo con nuevas tentaciones unilateralistas.

El catalanismo ahora y aquí, por Fèlix Riera